…Y muchos de ellos fueron al Helmántico a dar las gracias a los jugadores

Centenares de aficionados se dieron cita en Tordesillas para animar al equipo, pero lo que no se esperaban los jugadores es que a su regreso tendrían una sorpresa pues varios aficionados de las peñas del club se trasladaron nada más llegar a Salamanca hasta los vestuarios para agradecer a la plantilla el esfuerzo realizado. Un agradecimiento mutuo pues se dejó ver la emoción en las caras de los futbolistas, sobre todo cuando un niño de unos dos o tres años ondeó la bandera blanquinegra para deleite de los jugadores, que entraron al vestuario entre los cánticos de los seguidores.